VENTAJAS DE COMPRAR CASAS NUEVAS

 

A la hora de adquirir una vivienda, una de las primeras decisiones que tendremos que tomar es la siguiente: ¿casas nuevas u casas de segunda mano? Sin duda, la elección más segura y fiable es la primera.

En este artículo, vamos a explicar los puntos más destacados que hacen que adquirir una vivienda nueva sea una apuesta segura, frente a la incertidumbre que generan las viviendas de segunda mano, de las cuales sólo podemos conocer lo que nos cuentan los propietarios y lo que vemos a simple vista.

Conseguir un hogar no debería dejarse en manos del azar.

 

ELEGIR TU PROPIA VIVIENDA

 

Cuando compras una vivienda de obra nueva, lo más normal es que lo hagas dentro de una promoción. Esto quieres decir que se estarán construyendo varias casas que difieren entre sí por pequeños detalles. Esta variedad es el principal beneficio de comprar obra nueva: puedes elegir, dentro de un estilo, qué hogar se amolda mejor a ti y los tuyos. Quizás te interese más un dúplex que un bungalow, o quieras tener todo el espacio de los tríplex o los chalets.

Cuando compras obra nueva, tú eliges en qué tipo de construcción vas a vivir el resto de tu vida.

 

VER CRECER TU HOGAR

 

Otra de las ventajas de la obra nueva, si la compras en fase de construcción, es que puedes ver cómo nace y crece. Esto te dará seguridad sobre los materiales y las técnicas de construcción que se estarán aplicando, y tendrás la más absoluta de las certezas de que todo se ha hecho acorde a los estándares de calidad que esperas en una nueva construcción.

Pero veas como se construye o no, hay algo que siempre ocurrirá en una adquisición de obra nueva: serás tú el que estrene la vivienda. Nadie habrá estado allí antes, lo que hará que los materiales y los acabados estén como el primer día, listos para recibirte a ti y a los tuyos.

 

EFICIENCIA ENERGÉTICA

 

Es innegable que las tecnologías y los materiales de construcción avanzan en calidad y características conforme pasa el tiempo. Por ello, comprar una vivienda de obra nueva te va a asegurar algo: que el hogar sea eficiente en cuanto a energía. Gastarás menos dinero manteniendo la casa, y las temperaturas serán más agradables tanto en verano como en invierno. Algo que, si tuvieses que conseguirlo en una vivienda de segunda mano, te costaría muchísimo dinero en reformas. Unas reformas que, a veces, ni siquiera podrían llevarse a cabo.

 

UN HOGAR QUE TE REPRESENTA

 

Otra de las ventajas de la obra nueva se encuentra en el diseño interior. Al ser el primer propietario, serás tú quien dicte cómo va a lucir la casa por dentro. Podrás distribuir los espacios a tu gusto, poniendo los muebles que más se adecúen a tu filosofía de vida. No tendrás que retirar mobiliario usado, ni tendrás que tapar agujeros hechos por otras personas.

Con una vivienda de obra nueva, tendrás un lienzo en blanco sobre el que plasmar tu personalidad.

 

UNA INVERSIÓN A LARGO PLAZO

 

Sin duda, una de las ventajas más destacas. La vivienda de obra nueva no es un gasto, sino una inversión. Al comprarla en el momento de la construcción, su valor quedará inalterado, e incluso se verá incrementado por el desarrollo del entorno. Serás el primero en adquirir una vivienda que, en el futuro, se cotizará muy por encima de su primer precio.

Y eso da mucha tranquilidad.

 

SIN SORPRESAS OCULTAS

 

Otro punto fundamental de la obra nueva. No dependerás de la confianza de los viejos propietarios para saber que la vivienda que estás adquiriendo no tiene problemas de habitabilidad. Al ser de nueva construcción, es el promotor el que garantiza que la construcción cumple con todos los estándares de calidad y que nunca tendrás problemas de ningún tipo.

Es como comprar un coche. Uno de segunda mano puede revisarlo un taller independiente, pero, aun así, no sabemos el uso real que se le ha dado. Con un coche nuevo, el concesionario te garantiza por años sabiendo que tú serás el primer propietario.

 

CON GENTE COMO TÚ

 

Quizás uno de los puntos que menos se tiene en cuenta a la hora de adquirir una propiedad, pero sin duda uno de los más importantes a largo plazo.

Al comprar una casa nueva, estarás haciendo lo mismo que el resto de los inquilinos de la promoción. Y lo estarás haciendo en el mismo momento. Y casi seguro que por las mismas razones (instalaciones, calidades, entornos…). Esto hará que el perfil de tus nuevos vecinos sea muy parecido al tuyo propio, lo que creará una afinidad inmediata.

Además, al contrario de lo que ocurre con las viviendas de segunda mano, no llegarás a una comunidad cerrada que ya se conoce entre sí. En este caso, estarás creando una comunidad desde cero, donde todos seréis iguales y estaréis decididos a hacer del residencial el lugar más maravilloso del mundo para vivir.

 

RESUMEN

 

Son muchas las ventajas que ofrece la compra de obra nueva frente a la compra de segunda mano. Siempre habrá factores que puedan inclinar la balanza hacia uno u otro lado, pero desde Costa Cálida Promotores apostamos por hogares de sean propios desde el momento en el que se pone la última mano de pintura. Es la única manera de asegurar que lo que se compra es lo que se recibe.

No dejes de echar un vistazo a las promociones que tenemos activas actualmente. Dúplex, tríplex, bungalós, chalets… Y todas ubicadas en el mejor enclave de la península española (puedes descubrir las bondades del sureste español en nuestro anterior artículo).

¡Tu nuevo hogar te espera en la Costa Cálida!

 

Ante cualquier duda, ponte en contacto con nosotros a través de los medios indicados en esta página. Estaremos encantado de atenderte.

Deja un comentario